¡Aprende Jugando! Haz fácil lo dificil y educa en positivo → Más info

Premios, castigos y el poder de la anticipación en los adultos
btr

Premios, castigos y el poder de la anticipación en los adultos

El coronavirus es un hecho histórico con el que poder generar nuevas oportunidades de vínculo y confianza en vuestros hijos, y para ello necesitas permitirte disfrutar del tiempo para transitar este nuevo escenario y tener paciencia  para bloquear poco a poco los automatismos generados durante estos años de existencia, porque permitirte esto también es autocuidado.

Quiero es incitaros a jugar a desprenderos de vuestra zona de confort y asumir que no sabes dónde te puede llevar, pero seguro será un aprendizaje para adultos y los peques.

Busca en el interior de ti aquello que te mueve, exprésalo y persíguelo, con constancia y diversión. Te encontrarás con el error y aprendizaje o igualmente saca conclusiones de la experiencia.

  1. CONSECUENCIAS DE UTILIZAR PREMIOS Y CASTIGOS

Hay mucha gente que lo de los premios y castigos lo tiene a fuego en su adn y no visualizan otras formas, por eso quería llevaros a la realidad cotidiana del día a día, donde cada cosa que  emprendes en la vida no tiene en sí como finalidad un premio.

Piensa en el día a día, hacer la comida, leer un cuento, emprender un proyecto. Situar un premio al final de cada actividad tiene al menos 3 consecuencias.

-El premio como objetivo nos hace desechar el error que es no tener en cuenta el aprendizaje que supone esa experiencia.

-La culpabilidad de no conseguirlo, nos desmotiva y mella nuestra autoestima

– La exigencia de que se nos gratifique siempre que lo conseguimos, nos hace dependiente de esa respuesta exterior.

 

2. DIFERENCIA ENTRE ACCIÓN DE ADIESTRAMIENTO Y JUEGO

 

Hay muchas personas que empatizan con los peques y reniegan de acciones conductistas y de adiestramiento, donde no se confía en que el niño sea capaz por sí mismo y en la que se le hace dependiente de premios y castigos. Y luego nos quejamos que si los niños no tienen iniciativa, motivación, que si son unos vagos….

Pero hay un error de base, los peques no tiene  el poder de las anticipación que si tienen los adultos. De manera que es como si fueran miopes. Ven solo de cerca.

Mientras nosotros somo capaces de valorar lo que está ocurriendo y lo que va a ocurrir, secuenciarlo, estructurarlo y planificar cada paso para lograr nuestro reto u objetivo.

Gracias a que no son capaces de esto disfrutan del momento presente a tope y juegan todo el rato, pero en cambio están faltos de esas gafas que miran más allá del momento presente. 

De manera que lavarse los dientes, las manos, que se bañen o que tomen cosas sanas son límites negociados que no son capaces de entender con sus gafas porque recordemos que solo ven de cerca, solo son capaces de ver con los ojos del juego. 

Por eso compramos juguetes para la bañera para animarles y divertirnos junt@s. Por eso hacemos en conjunto platos ricos con caras alegres y pelo, por eso inventamos una historia que destaque el lavado de dientes del protagonista…

Ésa es la diferencia. Hay juego en familia cuando el adulto toma un papel activo consciente en el que hace y deja hacer, se divierte con el peque y aprenden el uno de l otro.

 

3. JUGAR Y APRENDER, Y EN ESE ORDEN

Yo se que os estáis dejando fluir, les estáis dejando hacer, os estáis sumando a sus propuestas y estáis disfrutando de un terreno perdido.

Os invito a Jugar junt@s y a aprender y en ese orden.

Mil enlaces a museos no os hará apreciar el arte que podemos generar con papel, boli, celo o piezas sueltas.

El Arte está genial contemplarlo pero crearlo con tus propias manos te permite expresar y materializar tus ideas. Es un canal de encuentro donde no existen exigencias, ni expectativas. No necesitas demostrar nada, no debes nada a nadie y tal como eres ya eres suficiente.

 

4. LA MENTALIDAD ANTES DE INICIAR EL JUEGO MARCA LA DIFERENCIA

¿Desde dónde hacemos las cosas?

Si es desde la prisa con la expectativa de un trabajo bien hecho, posiblemente estés apartando sin saberlo a tu peque de aquello que es una necesidad de contribución y además te estés perdiendo parte de la infancia.

Les propuse dibujar el virus en sus manos, ya que así con el agua se iría y le dirímos frotando adiós virus y no vuelvas.

Pero la idea de tener el virus en sus manos no les gustó. Primero que lo pruebe mamá y luego yo si aquello no me asusta. Y empezaron a pintar… Les mostré como era el virus y cómo se dibuja, pero ellas prefirieron hacer un virus de trenza larga y vestido como el de Frozen. No recuerdo cuántas historias contaban mientras la una dibujaba y la otra se perdía observando las venas de mi mano.

No había tiempo por consumir solo disfrute.

Es importante tener en cuenta desde donde hacemos la propuesta y saber que el resultado no será como esperabas…Es en el tránsito dónde está el sentido, la belleza, la sorpresa, la creatividad.

Tomar conciencia del momento nos hace saborear la vida y estar abierta a lo que cada instante nos regale.

5. VÍDEO DÓNDE ESCUCHARLO

En éste canal comparto cuál debiera ser la mentalidad antes de jugar y encontrarse con la infancia. Espero que sea de utilidad para ti, tu familia y la sociedad.

Cerrar menú
×
×

Carrito

Juegarte.com utiliza cookies propias y de terceros para poder ofrecerte la mejor experiencia en la web. Si continúa navegando, consideramos que está dando su consentimiento para su uso, así como la aceptación de nuestra política de cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies

Cerrar panel