Por qué los juguetes no son suficientes

Por qué los juguetes no son suficientes

Que levante la mano el que haya escuchado alguna vez:

Mi hijo no se entretiene con nada. Saca una cosa de su caja de juguetes y la deja tirada. Vuelve, saca otra y lo mismo. Y eso que tiene muchísimos juguetes ahí dentro. Parece que nada le llama la atención”

¿Vaciar y esparcir puede que sea en sí mismo un juego?

¿QUÉ ES UN JUGUETE?

Un juguete es un objeto diseñado y fabricado para entretener y divertir a los niños, Sin embargo, además de ser utilizado como elemento de diversión, el juguete permite que los niños al jugar con él, puedan desarrollar ciertas capacidades, tanto en el aspecto físico como emocional y social.

¿QUÉ CAPACIDADES PODRÍA DESARROLLAR?

El desarrollo sensorial y la motricidad fina y gruesa es en lo que se centran los peques menores de 6 años. 

Si quieres conocer la lista definitiva en forma de checklist de juguetes elaborada por SlowFunKids.  Está formada por 5 pasos a seguir sencillos y rápidos que te abrirán la mente, te ahorrarán tiempo y centrarán tu búsqueda en juguetes más acordes con las necesidades de la infancia. Suscríbete a continuación y podrás consultarla siempre que quieras.

A partir de los 6 años se produce la metamorfosis y el juego cambia. Los peques dejan de querer manipular piezas por el simple juego de entrenar la psicomotricidad fina y la imaginación y la creación de historias se potencia. 

Empiezan los primeros «Me aburro» y físicamente e intelectualmente se produce un cambio con la caída de los primeros dientes. Pincha Aquí y tendrás más info. 

¿QUÉ MAS GENERADORES DE JUEGO Y APRENDIZAJE HAY?

El adulto y el espacio son factores que intervienen en el juego en el que viven sumergidos los niños y niñas.

¿Podría un mismo juguete incentivar diferentes capacidades a niños distintos?

Si, dependerá de si el juego del peque está atento a ese juguete y la necesidad de manipulación se impone frente al resto de los estímulos. 

También dependerá de si el adulto acompaña ese juego o lo impone o promueve sin conocimiento. La emoción que se asocia a ese elemento y juego podría ser de enfado, tristeza, alegría o miedo y el aprendizaje se vería mermado.

Si el juego está escondido o sin orden dentro de un cajón , la necesidad de jugar con él y aprender puede darse de lado, al tener que hacer esfuerzos para manipularlo.

¿QUIÉN ES EL ADULTO CONSCIENTE?

Es el que observa y sigue los intereses del peque. Tiene pocos juguetes pero bellos y duraderos en estanterías a la vista y accesibles para el peque. Intenta mantener un hábito de rotación de juguetes según el interés y pone a su disposición material acorde con sus ritmos y período sensible.

Los adultos conscientes han reflexionado sobre el papel de la infancia, han eliminado antiguas creencias y pensamientos limitantes y han construído nuevas maneras de hacer y disfrutar el día a día. En JuegArte te proponemos hacer ésto a través del Juego para que entiendas cómo aprender de manera distinta a cómo nos enseñaron y te acerques más a la forma en la que viven y juegan los niños. 

Para los niños VIVIR ES JUGAR y JUGAR ES VIVIR.

No hay vida plena sin juego.

TENER TIEMPO Y CONOCIMIENTO NO ES SUFICIENTE SI NO HAY UN TRABAJO PERSONAL Y UNA MIRADA A LA INFANCIA A LARGO PLAZO.

Contaba el otro día una compi que cuando era pequeña era la más mala, porque era la única manera que encontró para que los familiares que estaban pendiente de su hermano enfermo la dedicaran atención.

Las etiquetas, los insultos, no cumplir expectativas, la falta de paciencia, etc generan en los peques sentimientos de inferioridad, de culpa y de miedo.

Cuando los sometemos a la presión de nuestra valoración, les introducimos en la rueda de la prisa o privamos sus necesidades vitales estamos interrumpiendo la infancia dejándola huérfana del Buen Juego

El Buen Juego desarrolla nuestra autoestima y creatividad y nos hace SER y perseguir aquello que nos hace bien. 

El Buen Juego es muy frágil y está sujeto a lo que los adultos pensemos de él. Acompañar el juego de forma consciente, disponer de orden y material accesible y el esclarecimiento de los límites y normas es a veces vago o inexistente, dejando al niño indefenso y en desventaja, como te contaba en ÉSTE post (Pincha Aquí).

SE LA MEJOR VERSIÓN DE TÍ MISMO. LOS PEQUES NO ESTARÁN SIEMPRE

«Recibir al niño con respeto,

Educarlo con amor,

Dejarlo ir con libertad “

RESPETAR es sinónimo de VALORAR. Respetamos cuando esa persona nos importa y creemos que su compañía puede aportarnos valor. Con el material ocurre parecido. Si lo respetamos nos servirá en múltiples ocasiones y durante mucho tiempo, y así podremos seguir beneficiándonos de él.

Cuando una persona te merece la pena dices lo que piensas a sabiendas que ese camino será tortuoso. Algo parecido ocurre con EDUCAR. Lo haces con todo el cariño del mundo esperando que la persona aprecie a posteriori tu gesto de amor. 

Lo que ocurre que a EDUCAR no todo el mundo está preparado si no ha reflexionado y practicado las fórmulas de los límites y normas con amor. Ésto queda claro en nuestros talleres presenciales. Ver más AQUÍ.

DEJARLO IR CON LIBERTAD es una frase que me marca, me enfoca y me arrastra al verdadero sentido de la maternidad. 

No es para siempre. Aprovecha cada momento y hazlo desde el corazón, porque sólo tengo mil oportunidades antes de que vuelen pos sí solos.

4 CONCEPTOS BÁSICOS A PRIORIZAR POR ENCIMA DE LOS JUGUETES

1. AGRADECER la presencia de los peques, sus risas, sus pataletas y nuestras frustraciones. No somos conscientes de lo grandioso de habernos elegido a nosotros y vivir cada día alegrando nuestra vida. Son un regalazo y agradecer cada día nos hará valorarlos desde otra perspectiva.  

2. EXPRESAR, SER EJEMPLO, CONTAR CON ELLOS es lo contrario a ésta frase que siempre me golpea en el pecho. 

-Todo por ellos,  pero sin ellos-

En el hacer de nuestro día a día nos olvidamos de pedirles opinión, de dejarles participar en las decisiones importantes y mostrarnos tal y como somos contando cómo nos fue el día o cómo logramos gestionar las emociones ante la frustración y adversidad que nos proporciona a veces la vida.

Sinceridad, confianza mutua y negociación de intereses son aspectos que faltan por tener una visión de la infancia muy limitada. 

3. ENFOCARNOS EN LO NATURAL Y EN verdaderas EXPERIENCIAS DONDE FLUIR.

Muchas veces estamos pensando en qué comprar y qué hacer, cómo rellenar el tiempo y cómo hacer para mejorar porque parece que siempre nos falta algo.

Disfrutar el ocio que nos han marcado desde la industria. Siempre mirando fuera, siempre insatisfecha.

Lo mejor es conectar con uno mismo: ¿Qué necesito yo y qué necesitan mis hijos y de qué manera podemos ayudarnos mutuamente a satisfacer esa necesidad?

Hay muchas personas enfocadas en comprar regalos, angustiadas por no crear la experiencia perfecta, doloridas por no decir lo que piensan y dejarse llevar. 

Si te enfocas en el instinto, en el abandonar expectativas, en fluir y jugar la vida, los juguetes podrán llegar sin peligro para la familia. 

4. PRESTAR ATENCIÓN -ESCUCHA ACTIVA es acompañar a los peques y escuchar realmente qué es lo que necesitan.

Paremos pensamientos. Hay que poner límites a la mente y decir en alto STOP, para  prestar atención real a los peques, porque muchas de las cosas que creemos que necesitan, no son necesidades reales. 

A  veces confundimos las necesidades con deseos tanto de ellos como nuestros. 

Creemos que nos están pidiendo justamente eso, pero ni nos lo piden ni hemos dejado que lo pidan.

LA PRIMERA OPCIÓN: REGALOS CON ALMA DURADEROS

A veces regalar tiempo, experiencias, o materiales especiales es lo último en lo que se piensa.

Los niños necesitan jugar, necesitan materiales, necesitan comer 3 veces al día, necesitan correr y necesitan disfrutar la infancia. ¿Cómo no va a recibir 20 regalos en su cumpleaños, si es su día más importante? …

Poner en práctica los consejos anteriores y ponerle Stop a mi mente me ha permitido cuestionar todos los pensamientos internos y externos. Priorizar tiempo y materiales y disfrutar de muchos juguetes que iban llegando cada semana o mes sin ser ningún día en especial. Materiales que promovían su juego, y que estaban bien escogidos. Materiales de trabajo que enriquecían el espacio y sus necesidades cuando éstas surgían y no cuando dictaba el calendario.  

Ha habido mucha escucha detrás y mucha formación por parte de los adultos. A los abuelos y amigos siempre les hemos puesto límites y siempre desde el afecto hemos explicado por qué nos parecía importante que primero crearan un juego, una manualidad, una experiencia inusual y enriquecedora antes que regalar un regalo comprado. Y después de practicar éste concepto, los regalos eran bienvenidos y agradecidos, porque llegaban desde un lugar más consciente.

Nos vamos amoldando a cada edad y a cada niña, porque son distintas e intentamos estar atent@s a sus necesidades y a sus deseos más bellos.

Éste es un regalo ejemplo. Eligieron el color y pusieron con sellos sus nombre. La inspiración y la conexión adulta puso el resto.

SUSCRÍBETE Y RECIBE TODA LA INFO DE «JUEGA EN GRANDE» 

– potencia el juego infantil sin frenar su desarrollo natural-

Falta una semanita para informarte de los pasos a seguir para llevar a cabo la formación online. Te veo dentro.